APRENDE CÓMO PUEDES MANTENER TU PESO IDEAL Y TU DIETA, SIMPLEMENTE CONTROLANDO EL HAMBRE

Actualizado: 26 oct 2021


Si has intentado todo para adelgazar y no consigues lograrlo tienes que leer este blog que tenemos para ti, lograr mantener tu peso ideal es más sencillo de lo que crees, por eso no debes hacer dietas ni sobre esforzar tu cuerpo. Solo basta a aprender a cómo controlar tu cuerpo y tu mente para reducir esas ganas que a todos nos da por comer hasta quedar saciados, debes empezar por incorporar en tu dieta una mayor cantidad de grasas saludables, vegetales y evitar las comidas ultra procesadas que tan solo calman tu hambre durante un tiempo, pero que a largo plazo traen más perjuicios que beneficios.


Controlando el hambre

Lo primero es saber que para controlar el hambre y bajar de peso debes comer cinco veces al día, pero no desmedirse ni exagerar, el propósito de estas comidas es dosificar la cantidad de nutrientes que nuestro cuerpo necesita durante el día, debes comer cada 3 o 4 horas y lo ideal es que cada comida contenga la mayor cantidad de fibra para conseguir saciar nuestro apetito y aportarnos las vitaminas y minerales que necesitamos para estar fuertes y sanos. La fibra es un nutriente que se digiere de forma lenta y eso aumenta la sensación de saciedad durante más tiempo. Te recomendamos que consumas alimentos ricos en fibra como las frutas, verduras, hortalizas y arroces o pastas integrales; también la fibra induce a la liberación de las hormonas intestinales que evita la aparición del hambre, por eso para una dieta efectiva, es muy importante que la fibra este presente allí.


  • Lo ideal es que puedas comer en la mañana, en el desayuno y en la merienda de la mañana, elementos como frutas o lácteos deslactosados, que con ellos te sentirás satisfechos y contienen calorías y azúcares naturales que te aportarán la energía necesaria para mantenerte activo durante estas horas de mayor actividad.



Durante el día gastamos mucha energía para mantenernos activos, por eso es inevitable sentir muchas ganas de comer alimentos llenos de azúcares procesados como dulces, pasteles, pizzas u otra comida chatarra y nos apetece consumir esta clase de alimentos porque nuestro cuerpo es adicto al azúcar que está presente allí y lo que sucede es que esta azúcar es rápidamente metabolizada, por lo que en poco tiempo terminarás teniendo hambre ya que su contenido nutritivo es reducido.


  • Para el almuerzo puedes consumir una porción de proteína más fibra y frutas y vegetales, evita consumir bebidas con alto consumo de azúcar que te llenan rápidamente e impiden que puedas comer los alimentos que verdaderamente te nutran.


  • A la hora de la merienda opta por otras opciones como frutas, lácteos desnatados o snacks de hortalizas (zanahoria, apio, pepino, etc.) para poder satisfacerte. Durante la media mañana sí que podrás tomar dos galletas integrales o un pequeño sándwich de pan integral para aumentar, así, tu aporte en fibra.


  • En la noche, luego de la merienda y como cena, lo primero que debes hacer es no comer unas porciones grandes y comer a una hora, que no sea ni muy temprano para que te de hambre ni muy tarde para darle tiempo a tu cuerpo a que metabolice la comida antes de las horas de sueño donde todo el organismo se ralentiza. Te recomendamos que no consumas alimentos con alto contenido de calorías para que puedas descansar bien ya que un alto consumo de estas por la noche provocará que nuestro cuerpo, como no las gasta, las almacene como reserva de grasa.


¿Cómo controlo el hambre?

Una buena estrategia para calmar el hambre en los momentos previos de ir a la mesa es beber un vaso grande de agua para que puedas comer despacio y en unas cantidades más pequeñas porque se ha comprobado que 20 minutos es el tiempo que tarda nuestro cerebro en recibir la señal de saciedad enviada por el estómago, por eso si comes muy rápido terminarás por comer en exceso y más de lo que tu cuerpo necesita para mantenerse saludable. También puedes servir tu comida en un plato pequeño para que se vea una porción mayor de lo que realmente es y creas que consumes una gran cantidad de comida, complementa el plato fuerte con una sopa ligera o crema para que tengas un aporte de fibra en tu cuerpo.

Pero estos consejos solo son efectivos si mantienes unos


hábitos de vida saludable y si eres constante con este tipo de alimentación, de vez en cuando puedes desordenarte un poco en la alimentación, pero solo muy de vez en cuando. Recuerda que nuestros consejos no reemplazan la dieta dada por un profesional de la salud, solo queremos darte una guía útil parar que mantengas tu peso ideal, tu dieta y un buen estado de salud.


Síguenos en nuestras redes sociales.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo