SI TIENES HAMBRE LUEGO DEL EJERCICIO, ENTONCES COME FRUTA.

Actualizado: oct 26


Al finalizar nuestra rutina de ejercicios es inevitable que nuestro cuerpo sienta un poco de hambre, esto a raíz de la quema de grasa y calorías que tenemos que hacer para desarrollar todas las actividades de nuestra rutina. Por eso es importante que cuando termines la rutina tomes unos minutos de descanso, mínimo 30 minutos, antes de comer y que no vayas a comer cualquier cosa.


Comer después de hacer ejercicio es beneficioso para el organismo, sobre todo, para que puedas seguir realizando más esfuerzos y continuar con el día a día. Esto es especialmente importante cuando el entrenamiento ha sido intenso, puedes comer algo para reponer sales minerales y vitaminas de las que el cuerpo se desprende por hacer ejercicio a través del sudor, también ayudar al cuerpo a generar más proteínas porque durante la práctica de la actividad física se consumen porque el músculo tiende a reducir su fabricación de forma natural; facilitar la recuperación del cuerpo de todo el esfuerzo realizado y promover la regeneración de las fibras musculares que se hayan podido dañar durante el ejercicio. Lo más idóneo es tomar una merienda que incluya un poco de carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales.

Por esto la fruta es la que más de estas características reúnen, porque permite al cuerpo recuperarse sin añadir muchas calorías. Sin embargo, no todas sirven para después del ejercicio, las más recomendables son las que tengan un índice glucémico alto, o sea, las que contengan azúcar para que ayuden a reponer la energía que se ha perdido durante el entrenamiento. Este tipo de frutas son de rápida absorción, lo que facilita que el cuerpo se recupere antes.


Entre las frutas con mayor contenido de azúcar (natural) en su composición tenemos a la sandía, el melón, el jugo de naranja recién exprimido, el banano, las uvas pasas, el mango, la piña y el kiwi. Sin embargo, si tus objetivos al hacer ejercicio es adelgazar y perder grasa corporal, algunas de estas frutas no te van a servir mucho por el índice glucémico que presentan, en ese caso te recomendamos la sandía porque es bastante diurética y tiene una importante cantidad de agua, lo que la hace más idónea que otras frutas -como por ejemplo el plátano-, cuando se quiere bajar de peso; la naranja solo que no se deberá tomar en jugo sino comerse la pieza entera porque así se toma menos cantidad de azúcar al final, al comer también toda la fibra propia de la naranja que lo contrarresta; la manzana que es una de las mejores para adelgazar porque tiene un gran efecto saciante y también para después del ejercicio por todas las vitaminas que aporta.



Sin embargo, para las personas que quieren adelgazar puede consumir las otras frutas que mencionamos anteriormente, solo que deben